41
Consumo de leña y estimaciones del valor calorífico de especies de plantas
utilizadas por las comunidades campesinas de la cordillera del Vilcanota, Cusco
Consumption of firewood and calorific value estimation of plant species used by
farmers communities of the cordillera Vilcanota, Cusco
1 2 3
Juan E. Gil-Mora , Jesús A. Baca-Flores & Modesta E. Álvarez-Moscoso
1
Escuela de Posgrado, Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco. Av. de la Cultura, 733,
Cusco, Perú. E-mail mundoandino2005@yahoo.es
2
Departamento Académico de Física; Facultad de Ciencias. Universidad Nacional San Antonio Abad del
Cusco. Av. de la Cultura, 733, Cusco, Perú
3
Escuela Profesional de Biología; Facultad de Ciencias. Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco.
Av. de la Cultura, 733, Cusco, Perú
Resumen
A pesar de que la vegetación arbórea y arbustiva leñosa se halla intervenida y deteriorada en la zona
altoandina, existen especies como fuentes de energía. El estudio se desarrolló en 12 comunidades
campesinas localizadas en las microcuencas de los ríos Patacancha (Ollantaytambo-Urubamba) y Lares
(Lares-Calca); han sido identificadas 56 especies nativas empleadas como leña; estas especies son utilizadas
por las comunidades campesinas ubicadas por encima de 3,200 msnm en la cordillera del Vilcanota. El
requerimiento comunal de leña y energía es de 1.754 kg. de combustible por persona al día; esto implica un
consumo en valores de energía de 12,170.88 kJ/kg, lo que significa un consumo de 0.0227 GJ persona/día.
El 62.71% del combustible utilizado por las comunidades altoandinas proviene de bosques nativos, el
13.97%, de la bosta de ganado y el 23.3% del eucalipto. Si esta demanda es comparada con la oferta de leña
existente en los bosques nativos, se concluye que existe un déficit de oferta de energía por parte de la
biomasa vegetal existente en los bosques montanos altoandinos. Se han identificado especies de interés para
la recuperación de los bosques altoandinos, como las que pertenecen a los géneros: Polylepis, Escallonia,
Hesperomeles, Duranta, Citharexylum, Vallea, Berberis, Myrcianthes que poseen un alto poder calorífico que
fluctúa entre 11,500 y 12,500 KJ/kg.
Palabras clave. Bosque montano, bosta, densidad, energía, humedad.
Abstract
Despite the fact that the woody and shrub vegetation in the high Andean zone is intervened and
therefore deteriorated, there still are species as energy sources. The study was carried out in 12 peasant
communities located in the micro-basins of the Patacancha (Ollantaytambo-Urubamba) and Lares (Lares-
Calca) rivers. There had been identified 56 native species used as firewood; which are used by peasant
communities located above 3200 masl in the Vilcanota mountain range. Community firewood and energy
requirement is 1.754 kg of fuel per person per day; implying values of energy consumption of 12,170.88
kJ/kg, meaning a consumption of 0.0227 GJ person/day. 62.71% of the fuel used by the high Andean
communities comes from native forests, 13.97% from cattle dung and 23.3% from eucalyptus. If this
demand is compared with the supply of firewood existing in the native forests, it is concluded that there is a
deficit of energy supply by the existing plant biomass in the high Andean montane forests. There have been
identified interest species for high Andean forests recovery, such as those belonging to Polylepis, Escallonia,
Rev. Q'EUÑA 11 (1): 41 - 58 (Enero 2020)
ISSN: 2708-2660 (Ele), 2412-2297 (Imp)
Sociedad Botánica del Cusco
Recibido: Octubre 10, 2019
Aceptado: Enero 20, 2020
RHAMNACEAE
Colletia spinosissima J.F. Gmel.
?
H-CG
27.32 ± 1.84 26.95 ± 1.13 1.01 Tricolporado Prolato esferoidal Escábrida Mediano
ROSACEAE
Hesperomeles ferruginea (Pers.) Benth.
?
H
34.54 ± 1.81 32.16 ± 1.84 1.07 Tricolporado Prolato esferoidal Estriada a rugulada Mediano
Kageneckia lanceolata Ruiz & Pav.
?
H
31.43 ± 2.42 33.21 ±2.52 0.95 Tricolporado Oblato esferoidal Estriada Mediano
Polylepis racemosa Ruiz & Pav.
?
H-CG
24 ± 1.11 25.06 ± 1.19 0.96 Tricolporado Oblato esferoidal Verrugosa Mediano
Prunus persica (L.) Batsch
H-CG
41.9 ± 2.04 40.5 ± 2.89 1.03 Tricolporado Prolato esferoidal Estriada Mediano
Prunus serotina Ehrh.
H-CG
25.78 ± 1.38 22.84 ± 1.24 1.13 Tricolporado Prolato esferoidal Estriada Pequeño
Rubus urticifolius Poir.
?
H
22.04 ± 1.94 16.94 ± 1.19 1.30 Tricolporado Subprolato Estriada Pequeño
RUTACEAE Ruta chalepensis L.
H-CG
22.57 ± 1.02 20.99 ± 0.80 1.07 Tricolporado Prolato esferoidal Estriada Pequeño
SALICACEAE
Pineda incana Ruiz & Pav.
?
H
21.65 ± 1.28 18.46 ± 1.12 1.17 Tricolporado Subprolato Reticulada Pequeño
Salix humboldtiana Willd.
?
H-CG
19.32 ± 0.96 16.96 ± 0.77 1.14 Tricolpado Subprolato Reticulada Pequeño
SAPINDACEAE
Serjania squarrosa Radlk.
?
H
19.6 ± 0.96 30.02 ± 1.42 0.65 Sincolporado Euoblato Reticulada, foveolada Mediano
SCROPHULARIACEAE
Buddleja coriacea Remy
?
CG
27.87 ± 1.46 23.52 ± 1.78 1.18 Tricolporado Subprolato Perforada a foveolada Pequeño
Verbascum virgatum Stokes
H
26.03 ± 1.19 28.07 ± 1.91 0.93 Tricolporado Oblato esferoidal Reticulada Mediano
SOLANACEAE
Brugmansia arborea (L.) Lagerh.
?
H-CG
34.56 ± 1.61 40.61 ± 1.82 0.85 Tricolporado Suboblato Estriada, foveolada Mediano
Brugmansia sanguinea (Ruiz & Pav.) D. Don
?
H-CG
35.59 ± 1.65 39.74 ± 1.35 0.89 Tricolporado Oblato esferoidal Estriada, foveolada Mediano
Cestrum conglomeratum Ruiz & Pav.
?
H
38.39 ± 2.17 28.51 ± 1.19 1.35 Tricolporado Euprolato Escábrida Mediano
Datura stramonium L.
H
39.26 ± 1.74 42.61 ± 1.41 0.92 Tricolporado Oblato esferoidal Estriada, reticulada Mediano
Dunalia obovata (Ruiz & Pav.) Dammer
?
H-CG
28.86 ± 0.94 27.5 ± 0.73 1.05 Tricolporado Prolato esferoidal Escábrida Mediano
Jaltomata herrerae (C. V. Morton) Mione
?
CG
36.56 ± 1.60 31.1 ± 1.32 1.17 Tricolporado Subprolato Escábrida Mediano
Nicandra physalodes (L.) Gaertn.
?
H
29.54 ± 1.57 27.65 ± 1.70 1.07 Tricolporado Prolato esferoidal Escábrida Mediano
Nicotiana tomentosa Ruiz & Pav.
?
H-CG
30.43 ± 1.28 23.78 ± 0.77 1.28 Tricolporado Subprolato Estriada, verrugosa Mediano
Solanum maturecalvans Bitter
?
H
20.37 ± 0.58 17.91 ± 0.84 1.14 Tricolporado Prolato esferoidal Psilada Pequeño
Solanum nitidum Ruiz & Pav.
?
CG
29.35 ± 1.30 27.57 ± 1.40 1.06 Tricolporado Prolato esferoidal Escábrida Mediano
TROPAEOLACEAE Tropaeolum majus L.
H-CG
27.86 ± 1.82 32.45 ± 2.01 0.86 Tricolpado Suboblato Reticulada Mediano
Tropaeolum peregrinum L.
?
H-CG
21.87 ± 1.56 25.54 ± 2.02 0.86 Tricolpado Suboblato Reticulada Pequeño
VERBENACEAE
Duranta armata Moldenke
?
H
29.21 ± 1.29 35.26 ± 1.31 0.83 Tricolporado Suboblato Escábrida Mediano
RHAMNACEAE
Colletia spinosissima J.F. Gmel.
?
H-CG
27.32 ± 1.84 26.95 ± 1.13 1.01 Tricolporado Prolato esferoidal Escábrida Mediano
ROSACEAE
Hesperomeles ferruginea (Pers.) Benth.
?
H
34.54 ± 1.81 32.16 ± 1.84 1.07 Tricolporado Prolato esferoidal Estriada a rugulada Mediano
Kageneckia lanceolata Ruiz & Pav.
?
H
31.43 ± 2.42 33.21 ±2.52 0.95 Tricolporado Oblato esferoidal Estriada Mediano
Polylepis racemosa Ruiz & Pav.
?
H-CG
24 ± 1.11 25.06 ± 1.19 0.96 Tricolporado Oblato esferoidal Verrugosa Mediano
Prunus persica (L.) Batsch
H-CG
41.9 ± 2.04 40.5 ± 2.89 1.03 Tricolporado Prolato esferoidal Estriada Mediano
Prunus serotina Ehrh.
H-CG
25.78 ± 1.38 22.84 ± 1.24 1.13 Tricolporado Prolato esferoidal Estriada Pequeño
Rubus urticifolius Poir.
?
H
22.04 ± 1.94 16.94 ± 1.19 1.30 Tricolporado Subprolato Estriada Pequeño
RUTACEAE Ruta chalepensis L.
H-CG
22.57 ± 1.02 20.99 ± 0.80 1.07 Tricolporado Prolato esferoidal Estriada Pequeño
SALICACEAE
Pineda incana Ruiz & Pav.
?
H
21.65 ± 1.28 18.46 ± 1.12 1.17 Tricolporado Subprolato Reticulada Pequeño
Salix humboldtiana Willd.
?
H-CG
19.32 ± 0.96 16.96 ± 0.77 1.14 Tricolpado Subprolato Reticulada Pequeño
SAPINDACEAE
Serjania squarrosa Radlk.
?
H
19.6 ± 0.96 30.02 ± 1.42 0.65 Sincolporado Euoblato Reticulada, foveolada Mediano
SCROPHULARIACEAE
Buddleja coriacea Remy
?
CG
27.87 ± 1.46 23.52 ± 1.78 1.18 Tricolporado Subprolato Perforada a foveolada Pequeño
Verbascum virgatum Stokes
H
26.03 ± 1.19 28.07 ± 1.91 0.93 Tricolporado Oblato esferoidal Reticulada Mediano
SOLANACEAE
Brugmansia arborea (L.) Lagerh.
?
H-CG
34.56 ± 1.61 40.61 ± 1.82 0.85 Tricolporado Suboblato Estriada, foveolada Mediano
Brugmansia sanguinea (Ruiz & Pav.) D. Don
?
H-CG
35.59 ± 1.65 39.74 ± 1.35 0.89 Tricolporado Oblato esferoidal Estriada, foveolada Mediano
Cestrum conglomeratum Ruiz & Pav.
?
H
38.39 ± 2.17 28.51 ± 1.19 1.35 Tricolporado Euprolato Escábrida Mediano
Datura stramonium L.
H
39.26 ± 1.74 42.61 ± 1.41 0.92 Tricolporado Oblato esferoidal Estriada, reticulada Mediano
Dunalia obovata (Ruiz & Pav.) Dammer
?
H-CG
28.86 ± 0.94 27.5 ± 0.73 1.05 Tricolporado Prolato esferoidal Escábrida Mediano
Jaltomata herrerae (C. V. Morton) Mione
?
CG
36.56 ± 1.60 31.1 ± 1.32 1.17 Tricolporado Subprolato Escábrida Mediano
Nicandra physalodes (L.) Gaertn.
?
H
29.54 ± 1.57 27.65 ± 1.70 1.07 Tricolporado Prolato esferoidal Escábrida Mediano
Nicotiana tomentosa Ruiz & Pav.
?
H-CG
30.43 ± 1.28 23.78 ± 0.77 1.28 Tricolporado Subprolato Estriada, verrugosa Mediano
Solanum maturecalvans Bitter
?
H
20.37 ± 0.58 17.91 ± 0.84 1.14 Tricolporado Prolato esferoidal Psilada Pequeño
Solanum nitidum Ruiz & Pav.
?
CG
29.35 ± 1.30 27.57 ± 1.40 1.06 Tricolporado Prolato esferoidal Escábrida Mediano
TROPAEOLACEAE Tropaeolum majus L.
H-CG
27.86 ± 1.82 32.45 ± 2.01 0.86 Tricolpado Suboblato Reticulada Mediano
Tropaeolum peregrinum L.
?
H-CG
21.87 ± 1.56 25.54 ± 2.02 0.86 Tricolpado Suboblato Reticulada Pequeño
VERBENACEAE
Duranta armata Moldenke
?
H
29.21 ± 1.29 35.26 ± 1.31 0.83 Tricolporado Suboblato Escábrida Mediano
RHAMNACEAE
Colletia spinosissima J.F. Gmel.
?
H-CG
27.32 ± 1.84 26.95 ± 1.13 1.01 Tricolporado Prolato esferoidal Escábrida Mediano
ROSACEAE
Hesperomeles ferruginea (Pers.) Benth.
?
H
34.54 ± 1.81 32.16 ± 1.84 1.07 Tricolporado Prolato esferoidal Estriada a rugulada Mediano
Kageneckia lanceolata Ruiz & Pav.
?
H
31.43 ± 2.42 33.21 ±2.52 0.95 Tricolporado Oblato esferoidal Estriada Mediano
Polylepis racemosa Ruiz & Pav.
?
H-CG
24 ± 1.11 25.06 ± 1.19 0.96 Tricolporado Oblato esferoidal Verrugosa Mediano
Prunus persica (L.) Batsch
H-CG
41.9 ± 2.04 40.5 ± 2.89 1.03 Tricolporado Prolato esferoidal Estriada Mediano
Prunus serotina Ehrh.
H-CG
25.78 ± 1.38 22.84 ± 1.24 1.13 Tricolporado Prolato esferoidal Estriada Pequeño
Rubus urticifolius Poir.
?
H
22.04 ± 1.94 16.94 ± 1.19 1.30 Tricolporado Subprolato Estriada Pequeño
RUTACEAE Ruta chalepensis L.
H-CG
22.57 ± 1.02 20.99 ± 0.80 1.07 Tricolporado Prolato esferoidal Estriada Pequeño
SALICACEAE
Pineda incana Ruiz & Pav.
?
H
21.65 ± 1.28 18.46 ± 1.12 1.17 Tricolporado Subprolato Reticulada Pequeño
Salix humboldtiana Willd.
?
H-CG
19.32 ± 0.96 16.96 ± 0.77 1.14 Tricolpado Subprolato Reticulada Pequeño
SAPINDACEAE
Serjania squarrosa Radlk.
?
H
19.6 ± 0.96 30.02 ± 1.42 0.65 Sincolporado Euoblato Reticulada, foveolada Mediano
SCROPHULARIACEAE
Buddleja coriacea Remy
?
CG
27.87 ± 1.46 23.52 ± 1.78 1.18 Tricolporado Subprolato Perforada a foveolada Pequeño
Verbascum virgatum Stokes
H
26.03 ± 1.19 28.07 ± 1.91 0.93 Tricolporado Oblato esferoidal Reticulada Mediano
SOLANACEAE
Brugmansia arborea (L.) Lagerh.
?
H-CG
34.56 ± 1.61 40.61 ± 1.82 0.85 Tricolporado Suboblato Estriada, foveolada Mediano
Brugmansia sanguinea (Ruiz & Pav.) D. Don
?
H-CG
35.59 ± 1.65 39.74 ± 1.35 0.89 Tricolporado Oblato esferoidal Estriada, foveolada Mediano
Cestrum conglomeratum Ruiz & Pav.
?
H
38.39 ± 2.17 28.51 ± 1.19 1.35 Tricolporado Euprolato Escábrida Mediano
Datura stramonium L.
H
39.26 ± 1.74 42.61 ± 1.41 0.92 Tricolporado Oblato esferoidal Estriada, reticulada Mediano
Dunalia obovata (Ruiz & Pav.) Dammer
?
H-CG
28.86 ± 0.94 27.5 ± 0.73 1.05 Tricolporado Prolato esferoidal Escábrida Mediano
Jaltomata herrerae (C. V. Morton) Mione
?
CG
36.56 ± 1.60 31.1 ± 1.32 1.17 Tricolporado Subprolato Escábrida Mediano
Nicandra physalodes (L.) Gaertn.
?
H
29.54 ± 1.57 27.65 ± 1.70 1.07 Tricolporado Prolato esferoidal Escábrida Mediano
Nicotiana tomentosa Ruiz & Pav.
?
H-CG
30.43 ± 1.28 23.78 ± 0.77 1.28 Tricolporado Subprolato Estriada, verrugosa Mediano
Solanum maturecalvans Bitter
?
H
20.37 ± 0.58 17.91 ± 0.84 1.14 Tricolporado Prolato esferoidal Psilada Pequeño
Solanum nitidum Ruiz & Pav.
?
CG
29.35 ± 1.30 27.57 ± 1.40 1.06 Tricolporado Prolato esferoidal Escábrida Mediano
TROPAEOLACEAE Tropaeolum majus L.
H-CG
27.86 ± 1.82 32.45 ± 2.01 0.86 Tricolpado Suboblato Reticulada Mediano
Tropaeolum peregrinum L.
?
H-CG
21.87 ± 1.56 25.54 ± 2.02 0.86 Tricolpado Suboblato Reticulada Pequeño
VERBENACEAE
Duranta armata Moldenke
?
H
29.21 ± 1.29 35.26 ± 1.31 0.83 Tricolporado Suboblato Escábrida Mediano
Gil-Mora et al.: Consumo de leña y estimaciones del poder calorífico de plantas en la cordillera del Vilcanota
Rev. Q'EUÑA 11 (1): 42 (Enero 2020)
Sociedad Botánica del Cusco
42
Introducción
Los bosques andinos, materia de nuestro
estudio, han sido analizados por diversos
autores, De Rutté (2014), sala que los
bosques de neblina de la vertiente oriental de la
cordillera de los Andes son ecosistemas con una
diversidad biológica única; son parte de los
ecos istemas más amenazados por la
deforestación y el cambio climático (Kessler &
Driesch, 1993). De otro lado, el Mapa de
cobertura vegetal del Perú (MINAM, 2012) a la
vegetación estudiada en las comunidades
altoandinas lo denomina como bosque
húmedo de montaña” que se extiende a través
de todo el flanco oriental andino, desde el pie
de montaña hasta aproximadamente 3,000 a
3,800 msnm y distingue tres estratos con una
composición florística representativa dentro
de la categoría de Bosques montanos: El piso
inferior (<1,500 msnm), piso medio (1,500-
2,500 o 2800) conocido como bosque de
neblina y el piso superior (>2,500 o 2,800
msnm), como también lo especifica Portuguez
et al. (2012).
Según ECOBONA (2009), una parte
importante del paisaje andino lo constituye el
bosque andino, que es un ecosistema frágil
caracterizado por su alto grado de diversidad
biogica, cuya singularidad es única. Los
ecosistemas forestales andinos se encuentran
entre los más diversos y amenazados
ecosistemas terrestres (Toyvonen, 1990; Etter
y Villa, 2000). Son reconocidos como un
hotspot principal a escala global (Orme et al.,
2005) y representan una prioridad para la-
conservación por su extraordinaria riqueza
y endemismo y porque varias de sus especies
constituyentes están siendo severamente
amenazadas (Aubad et al., 2008).
Según FAO y PNUMA (2020); los bosques
se en cu e nt r an suje to s a n um ero s as
perturbaciones naturales (incendios forestales,
enfermedades, femenos meteorológicos
adversos) que pueden afectar negativamente a
su salud y su vitalidad al causar la mortalidad de
los árboles o reducir su capacidad de
proporcionar todos los bienes y servicios.
Igualmente, esta entidad sostiene que la
expansión agrícola sigue siendo la principal
causa de la deforestación y la fragmentación de
los bosques y de la pérdida de biodiversidad
forestal asociada.
Tal como señala el informe de la situación
en materia de leña en los países en desarrollo
(FAO, 1981 y 1983), los Andes constituyen una
de las regiones del planeta donde la escasez de
leña es más aguda; siendo las regiones
altiplánica y altoandina las que registran las
mayores penurias, son en estos espacios donde
los recursos de leña se han agotado a tal punto
que la población ya no está en condiciones de
satisfacer sus necesidades mínimas (Lara, 1982;
Ocaña, 1994); análogamente a estos reportes,
en las comunidades estudiadas que se hallan
ubicadas por encima de los 3,600 o 4,000
msnm, el déficit de material energético es
crítico y no llega a abastecer las necesidades
más urgentes, especialmente si de leña se trata
(Gil-Mora, 2000 y 2002); por lo tanto, es
substituido por otros elementos como la bosta
de ganado (vacuno, ovino y camélidos-
- Hesperomeles, Duranta, Citharexylum, Vallea, Berberis, Myrcianthes genus, which have a high calorific
value fluctuating between 11,500 and 12,500 KJ/kg.
Kew words. Density, energy, humidity, manure, montane forest
sudamericanos) generados en la propia
comunidad y/o la leña de eucalipto,
proveniente de otras zonas.
Referido a especies andinas utilizadas por
las poblaciones para satisfacer las demandas
básicas, existen diversos estudios como los de
Morlon (1980), Ansion y Van Dam (1986),
Desarrollo forestal participativo (1992) y el de
Lojan (2003) que enfocan los servicios
ambientales de las especies forestales nativas,
entre ellos, la leña y madera; sin embargo, no
vinculan los estudios con el poder calorífico de
las especies.
De otro lado, los bosques naturales en los
andes son recursos renovables que pueden dar
una producción permanente de bienes y
servicios ecosistémicos (FAO, 1983; Pretel,
1985). El uso intensivo que se le da al suelo,
tanto para la agricultura como para la
ganadería, ha producido el empobrecimiento
de los suelos y la erosión, a pesar de ello, el
campesino sigue cultivando en las laderas y en
suelos marginales (Geist & Lambin, 2001).
Los bosques altoandinos, son además uno
de los ecosistemas menos conocidos y más
amenazados en los trópicos (Stadtmüller,
1986; Gentry, 1995; Ataroff y Rada, 2000;
Kessler 2000; Bubb et al., 2004; Price et al.,
2011) como consecuencia, principalmente, de
las altas tasas de deforestación y degradación
debidas a la expansión de actividades
agropecuarias.
Las comunidades campesinas de los altos
andes, ubicadas en la cordillera del Vilcanota
requieren productos del bosque como fuente
de energía, la leña es proveniente de bosques
relictos de Escallonia, Polylepis, Gynoxys,
Buddleja, Alnus, Citharexylum, Myrcianthes,
Weinmannia, Myrica, Duranta, etc; esta demanda
agota la oferta de bosques nativos.
La finalidad del estudio es determinar la
-naturaleza de los distintos tipos de
formaciones forestales y la demanda de leña
como la importancia de las comunidades
altoandinas dependientes de la leña,
necesidades individuales de leña, estimadas a
partir de la información disponible sobre el
consumo energético.
La preocupación que se tiene sobre los
bosques remanentes en los altos Andes, apuesta
por una utilización sostenible de la vegetación;
junto a los actores sociales de 12 comunidades
campesinas se han identificado los problemas
respecto del uso de las principales especies
utilizadas como leña; se ha efectuado un análisis
sobre la biomasa vegetal y la oferta de los
bosques naturales de la energía disponible,
calculándose la humedad y contenido calorífico
de las especies utilizadas como leña y se reporta
la demanda de leña utilizada por las
comunidades de la cordillera del Vilcanota,
donde aún existen bosques nativos.
Materiales y métodos
Área de Estudio
Las comunidades estudiadas se encuentran
por encima de los 3,200 msnm en el flanco
oriental de la cordillera del Vilcanota; cinco en
la microcuenca del río Patacancha, distrito de
Ollantaytambo, Provincia de Urubamba y siete
en la microcuenca del río Lares, distrito de
Lares, provincia de Calca (Figura 1). Para el
estudio, estas comunidades han sido divididas
en dos pisos altitudinales; aquellas ubicadas por
debajo de los 3,500 msnm y otras asentadas por
encima de ese nivel altitudinal. Los criterios
que condujeron a esta localización altitudinal
de las comunidades estudiadas, se debe,
principalmente, al uso de leña y al acceso de
parte de las comunidades campesinas al bosque
nativo; las comunidades ubicadas por debajo
Gil-Mora et al.: Consumo de leña y estimaciones del poder calorífico de plantas en la cordillera del Vilcanota
43
Rev. Q'EUÑA 11 (1): 43 (Enero 2020)
Sociedad Botánica del Cusco